20110715

¿ALINEACIÓN CENTRO GALÁCTICO-SOL-TIERRA EN DICIEMBRE DE 2012?






Todos hemos oído estos últimos años muchas voces hablando de la alineación del Sol y la Tierra con el Centro de la Galaxia (CG) en torno al 22 de diciembre del 2012 aproximadamente. Esto ha sido así principalmente desde el ámbito de la Nueva Era, y dentro de éste de los entusiastas del Calendario Maya, pero también desde científicos marginados y a través de datos astronómicos no oficiales difíciles de verificar. No vamos a entrar en consideraciones sobre si van a bajar ya los extraterrestres o si el Sol va ha darnos su llamarada final, para esto ya hay mucha información y desinformación mezcladas a partes iguales. Tampoco parece quedar clara la asociación del fin de los tiempos de las profecías mayas con el fin de la cuenta larga de su calendario, además habría que entrar en el peliagudo tema de la interpretación. Ante un asunto tan complejo, tan controvertido y tan intoxicado informativamente, únicamente se van a dar aquí unas simples nociones astronómicas desde un enfoque astrológico-simbólico. 

Antes de nada aclarar muy brevemente un tema central: el de la llamada Precesión del Equinoccio. Tras los movimientos de rotación y traslación, se trata del tercer movimiento de la Tierra, que similar a una peonza forma un imaginario cono invertido en el eje polar terrestre, siendo en realidad el causante de las cuatro estaciones, pues es la inclinación de dicho eje la que genera la perspectiva de ascenso y descenso de la eclíptica solar.  Se conoce como "precesión de los equinoccios" porque el punto vernal equinoccial, o comienzo de la primavera en el hemisferio norte, se desplaza lentamente respecto a las estrellas fijas, en razón de 1 grado cada 72 años y en sentido retrógrado al zodíaco natural; esto implica que una vuelta completa se efectúe en casi 25.920 años, que dividida en 12 nos da las famosas eras zodiacales de 2.160 años cada una. Por otro lado, de igual modo que la Tierra gira en torno al Sol, éste a su vez gira en torno al Centro de la Galaxia, que sería así el Sol del Sol, el Centro de nuestro Centro. Puesto que el desplazamiento del firmamento visto desde la Tierra es siempre el mismo, el CG se mueve igualmente en razón de la precesión equinoccial. Este cúmulo central de mayor densidad estelar y sobre el que gira todo el disco o plano galáctico es conocido comúnmente como Vía Láctea. No se sabe todavía a ciencia cierta si en dicho centro puede haber un agujero negro o no. 

El problema de toda esta escala cósmica, como el de la astrología cuando habla del paso de la Era de Piscis a la de Acuario, es el de los límites de los mapas astronómicos. En el caso de las eras por la división exacta de las constelaciones para establecer con precisión el ingreso del Punto Vernal, y en el caso presente por la ubicación exacta del CG. Respecto a este paso a Acuario simplemente añadir que en la India se dan varias escuelas y sistemas que difieren en varios años, aunque según algunos astrólogos sideralistas sería en torno a 2377 aproximadamente. 


A continuación se presentan, de la forma más sintética posible y con datos inevitablemente técnicos, tres puntos fundamentales para aclarar muchas confusiones:

1) La traslación completa del Sistema Solar a toda la Galaxia no es la misma que la precesión de los equinoccios, como muchos pretenden ingenuamente, sino que se estima en
225 millones de años aproximadamente. También existe un Súper Centro Galáctico sobre el que giran las galaxias locales, que se situaría actualmente a 1º de Libra tropical, y el Ápex, dirección hacia la que se desplaza el Sistema Solar, hacia las proximidades de la estrella Vega de la constelación de Lira.

2) Esta alineación de la Tierra con el Sol y el CG sucede
siempre cada año, simplemente que va desplazándose de día (1 º cada 72 años por la precesión). Por ejemplo, ahora su alineación es más o menos el dia 19 de diciembre de cada año, en 1868 (hace 144 años) se daba en torno al día 17 de diciembre aproximadamente, y en 1292 (hace 720 años) en torno al día 9 de diciembre. 

3) Respecto a las coordenadas del CG, los datos oficiales (a no ser que consideremos a los mayas aún más precisos que la ciencia actual, posibilidad factible) son los de una Ascensión Recta actual de 17h 45m 40s, que en el zodiaco tropical correspondería más o menos al grado 27 del signo de Sagitario. Considerando el fenómeno de la precesión equinoccial, como se ha dicho, el desplazamiento es de 1º (o 4 minutos de arco) cada 72 años. 

Ahora bien, lo significativo a nivel mundial sería la alineación del Sol y la Tierra con el CG no en un punto cualquiera como cada año ocurre sino en el SOLSTICIO de invierno, en torno al 21-22 de diciembre (0º de Capricornio tropical). Pero el hecho, según los datos oficiales actuales, como se ha resaltado, es que este evento ocurrirá aproximadamente el año 2.225 y no antes.  De sobras es conocido el simbolismo del solsticio de invierno como "puerta de los dioses" en todas tradiciones sagradas, fecha de descenso de avataras según el hinduismo y también integrado por el cristianismo mediante la natividad. 

Todos estos puntos no se tratan lo suficiente cuando se habla del 2012, y sin entrar en la configuración astral del momento (enmarcada en la histórica cuadratura cardinal Urano-Plutón de 2008-2018 y la crisis sistémica que está produciendo) hasta ahora no hay ninguna justificación astrológica significativa para esta fecha, siendo la próxima más significativa 2020-21. Otra cuestión sería si ya está alineado el Plano medio de la Galaxia, cosa factible según el margen que consideremos, pero que de todas formas correspondería a un proceso gradual, a un abanico bastante amplio de años y no algo puntual con día y hora. 

Para encontrar otras justificaciones del cambio de Era habría que trascender la astrología/cosmología y entrar en consideraciones metafísicas y escatológicas, en ciclos cósmicos mayores de los que hablan ciertas tradiciones (no ya sólo los mayas sino los manvantaras y los kalpas hindúes por ejemplo).  Es muy claro que estamos en una fase muy avanzada del Kali Yuga o Edad Oscura -no hay más que leer los signos anunciados por los textos sagrados de todas tradiciones para ver su precisión-, pero el conocimiento preciso de ese momento no es revelable, y la proliferación de falsos profetas y falsas profecías en este final es otro signo también característico.  

Nada podemos saber al respecto, tal vez el 2013 sirva como inicio de la fase de precipitación acelerada del final, en la que todo alcanza la confusión y disolución máximas sin saber si esto puede extenderse un mes, un año, una década o un siglo...  Pero en el fondo a escala cósmica y divina esto es irrisorio, tras tantos
pralayas, tantos crepúsculos y tantas alboradas universales, tantas humanidades, y tantas respiraciones de Brahma, en este juego del Uno sobre Sí mismo que llamamos existencia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario